Comparte en tus redes

Twitter lleva tiempo intentando poner un poco de educación a sus usuartios más irrespetuosos. Ahora, acaba de implantar una función que comenzó a probar el pasado mayo y que limitan las respuestas no deseadas de aquellos que entran en la red social de 280 carácteres solo para insultar y decir groserías. Y es que la empresa que dirige jack Dorsey ha decidido tomarse el tema tan en serio que hasta está avisando al presidente de EEUU Donald Trump sobre sus mensajes.

Seguir leyendo….