Comparte en tus redes

Un test de embarazo digital también sirve para jugar a Doom (más o menos, y con trampa)

Hace unos días hablábamos de cómo los tests de embarzo digitales tienen más miga de la que podría parecer: sus componentes son en esencia tan potentes como los del IBM PC original, aunque en realidad solo sirven para leer las líneas del test y presentar el texto para aclarar si la persona que los usa está o no embarazada.

Ahora uno de los analistas que exploró esa electrónica ha modificado totalmente uno de estos tests para mostrar cómo es posible usarlos para jugar a Doom. O al menos, una versión adaptada a una pequeña pantalla monocroma de 128×32 píxeles y a la CPU que integró dentro de ese “chasis”.


¿Puede correr Doom? Sí, puede, (pero con trampa)

Foone Turing (@Foone), muy conocido en Twitter por sus homenajes a la retroinformática y a sus hilos sobre curiosidades tecnológicas, ya sorprendía con el análisis de uno de estos tests de embarazo digitales hace unos días.

En la conversación sobre la potencia de la electrónica presente en el embarazo alguien planteó que quizás pudiera jugarse al Doom allí. La pregunta es ya un meme clásico que trata con cierta ironía de demostrar que hoy en día casi cualquier chip es capaz de ejecutar el mítico juego de id Software.

Foone acabó decidiendo ponerse manos a la obra. En el microcontrolador original no era posible ejecutar código por tratarse de un chip con memoria de solo lectura, así que sustituyó tanto ese chip como la pantalla del test de embarazo, que reemplazó por una pequeña pantalla monocroma de 128×32 píxeles.

Como él mismo explicaba, en realidad todo en el interior había sido reemplazado y solo mantenía el chasis del test de embarazo, y de hecho la versión en la que había trabajado ni siquiera cabía en ese chasis: necesitaba un PCB externo desde el que correrlo todo.

Foone usó una pequeña CPU llamada Teensy 3.2 que cuentan con soporte para el IDE de Arduino. En este chip contamos con un procesador MK20DX256VLH7 con núcleo Cortex-M4 a 72 MHz y 64 KB de RAM.

Eso, unido a la pequeña pantalla y el código de Doom adaptado a ese núcleo con arquitectura ARM fueron suficientes para demostrar que Doom puede correr (más o menos) en un test de embarazo. Un experimento llamativo, aunque sea con trampa.


La noticia

Un test de embarazo digital también sirve para jugar a Doom (más o menos, y con trampa)

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.