Comparte en tus redes

Starlink llegará a España: inicia su fase de pruebas en Canadá y Reino Unido, pero su expansión está ya en marcha

Ayer SpaceX volvía a asombrar a un mundo ya casi acostumbrado a los logros de esta empresa aeroespacial: lanzaba por octava vez el mismo booster para poner en el espacio nuevos satélites de su red Starlink, que ya cuenta con más de 1.000 de ellos en órbita.

Este servicio ya lleva unas semanas en fase de pruebas en Estados Unidos, y ahora el acceso preliminar al servicio de internet satelital también estará disponible en Canadá y en el Reino Unido. La empresa ya está creando subsidiarias en países en los que previsiblemente dará servicio, y España y varios países de Europa y Latinoamérica estarán en ese grupo inicial.

Internet satelital a la vista

El lanzamiento de SpaceX fue una vez más todo un éxito. La primera etapa del cohete Falcon 9 volvió a descender y posarse a la perfección en la plataforma flotante ‘Just Read The Instructions’, y lo hizo mientras los 60 nuevos satélites de la red Starlink —reciéntemente criticados por los astrónomos— se unían al resto de la red en la baja órbita terrestre en la que la empresa los ha estado situando en los últimos años.

Este lanzamiento (el número 17 dedicado a este proyecto) supone un hito significativo para la red satelital de SpaceX, que ya ha superado los 1.000 satélites y que ya ha comenzado a dar algunas alegrías a los usuarios en diversas zonas de Estados Unidos.

Quienes están probando el servicio preliminar parecen estar encantados, y ahora esa fase inicial de pruebas (llamada ‘Better than Nothing Beta’, ‘Beta Mejor que nada’) está al alcance de usuarios de Canadá y del Reino Unido.

Los responsables de la empresa indicaron que siguen centrándose en áreas “remotas y rurales donde no hay acceso sencillo a la fibra o al cable’. Este servicio tiene un coste mensual de 99 dólares (89 libras en el Reino Unido), a los que hay que sumar los 499 dólares (439 libras) del kit de instalación con la terminal de usuario y el router que permite la conexión a esos satélites.

El servicio va expandiendo por tanto su cobertura inicial, y la empresa ya está preparando su despliegue internacional. Lo confirma la creación de subsidiarias en varios países de todo el mundo.

De hecho, los datos revelan que esas subsidiarias están registradas ya en Austria, Australia, Argentina, Brasil, Francia, Chile, Colombia, Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, México, Países Bajos, Nueva Zelanda, Filipinas, Sudáfrica y España.

Así pues, es de esperar que estos países pronto tengan también acceso al servicio de internet satelital. Otros llegarán más adelante, y por ejemplo la empresa ha pedido acceso para dar servicio en Japón y Elon Musk tiene la intención de llevarlo a la India y a países del Caribe.

Vía | CNBC


La noticia

Starlink llegará a España: inicia su fase de pruebas en Canadá y Reino Unido, pero su expansión está ya en marcha

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.