Comparte en tus redes

La segunda vida de las series españolas 'antiguas' gracias a Amazon y el streaming: de 'Aquí no hay quien viva' a 'Cuéntame

Solo en 2019 se produjeron más de 10.600 series y programas nuevos en todo el mundo, según un informe de la compañía de medición de audiencias Glance. Frente a esta avalancha de novedades, muchas plataformas han optado por recuperar series clásicas conocidas. ¿Sus ventajas? El espectador las reconoce, lo que ahorra gastos de publicidad y marketing. Son productos ya testados, de modo que su éxito ya está demostrado. Y el precio de adquisición es mucho menor que crear un original. Gracias a todo ello, las series españolas están viviendo una segunda vida en las plataformas.

Amazon Prime Video lidera esta apuesta en nuestro país con un cargamento de títulos. Entre lo más visto, según los destacados del servicio, se encuentra ‘Aquí no hay quién viva’, fenómeno patrio estrenado hace 17 años, y su secuela, ‘La que se avecina’. Cabe señalar que las dos comedias son obra de Alberto y Laura Caballero, que ya trabajaban con la plataforma en la más reciente ‘El Pueblo’. De hecho, ambos celebraron en Twitter que las tres ficciones convivieran bajo el mismo techo.

Algo parecido ocurre con ‘Cuéntame cómo pasó’, cuyas nuevas temporadas Amazon comenzó a coproducir junto a Televisión Española y Ganga para acceder a los derechos de emisión de la serie completa, que próximamente emitirá su entrega número 21. O ‘El internado’, complemento ideal de la secuela que está desarrollando Prime Video de la mano de Atresmedia, ‘El internado: Las cumbres’, un reinicio de la saga que presenta una cantera nueva de estudiantes.

“No hay que olvidar que la plataforma de Amazon desembarcó un poco de tapadillo, hasta el punto de que muchos clientes de Prime no eran conscientes de que disponían gratuitamente de este servicio”, recuerda la profesora de la UOC Elena Neira

Más allá de las evidentes sinergias arriba mencionadas, Amazon también ofrece series juveniles como ‘Al salir de clase’, ‘Compañeros’, ‘Un paso adelante’ y ‘Física o química’, comedias como ‘7 vidas’, ‘Aída’ o ‘Los Serrano’, dramas médicos como ‘Hospital Central’ o policiacos como ‘Los misterios de Laura’. Pero la lista no termina aquí: las series históricas ‘Isabel’ y ‘Carlos, rey emperador o las aventureras ‘Curro Jiménez’ y ‘Águila Roja’ también han entrado al catálogo de Prime Video junto a culebrones como ‘Ana y los siete’, ‘La señora’, ‘Gran Hotel’ o ‘El tiempo entre costuras’ y joyas como ‘Historias para no dormir’ de Chicho Ibáñez Serrador.

“Detrás de la estrategia de Amazon yo veo claramente dos razones”, explica Elena Neira, profesora de los estudios de Comunicación de la UOC y experta en televisión en streaming. “De un lado, está el buen funcionamiento de los primeros títulos incorporados, coincidiendo con una consolidación del servicio Prime Video en nuestro país. No hay que olvidar que la plataforma desembarcó un poco de tapadillo, hasta el punto de que muchos clientes de Prime no eran conscientes de que disponían gratuitamente de este servicio”, explica.

Amazon Series Espanolas Portada

“Del otro, es una necesidad, ya que la nueva legislación europea del mercado digital único impone la obligación de que la oferta de las plataformas de streaming en el territorio de la Unión Europea contenga, al menos, un 30% de contenido europeo antes de que termine 2020. Este movimiento las acerca a la satisfacción de esa cuota, ya que son series de muchas temporadas y capítulos por temporada”, añade sobre esta ingente cantidad de títulos.

Otras plataformas también ofrecen series españolas. No en vano, estamos viviendo una edad de oro en términos de producción y exportación de la ficción nacional. Pero en el caso de Netflix, siendo su objetivo convertirse en la nueva televisión, los títulos que entran en su catálogo son, o bien producciones originales, como las exitosas ‘Élite’ y ‘La casa de papel’, o bien estrenos más recientes, como ‘Mar de plástico’, ‘Vivir sin permiso’, ‘Fariña’ o ‘Toy Boy’, que llegaron al gigante poco después de pasar por la televisión lineal.

Los Serrano Amazon

En HBO ocurre algo parecido, pues la prestigiosa plataforma ha invertido su dinero en sonados proyectos como la adaptación de ‘Patria’, mientras incorporaba a su catálogo thrillers actuales como ‘Sé quién eres’. Esto no quiere decir que Amazon no produzca originales desde España: ahí están superproducciones como ‘Hernán’, la reciente ‘Inés del alma mía’ o la próxima ‘El Cid’, donde el actor de ‘La casa de papel’ Jaime Lorente interpretará a Rodrigo Díaz de Vivar. Pero su catálogo de clásicos españoles es, con diferencia, muchísimo más abundante que el de sus competidores.

La redifusión de contenido: una estrategia clásica copiada por el ‘streaming’.

Ciertamente, Amazon Prime Video y el resto de plataformas que apuestan por recuperar series españolas clásicas no han inventado la rueda, sino que más bien han adaptado la tradicional sindicación o redifusión de contenidos al entorno digital. Como Neira explica en su libro, ‘Streaming Wars’: “En Estados Unidos tradicionalmente se ha recurrido a la sindicación de contenidos, acuerdos de redifusión que permiten que una productora, tras haber vencido el contrato previo con la cadena que tenía los derechos de emisión exclusiva, pudiese licenciarlo a otras cadenas de televisión para emitir repeticiones de los episodios, obteniendo más ingresos adicionales. Esta fórmula ha permitido que programas clásicos de la televisión por cable tuviesen una segunda vida en las cadenas en abierto”.

Es el caso de ‘Seinfeld’, que allá por 1998 era una propiedad tan preciada que Turner Broadcasting pagó la suma récord de más de un millón de dólares por episodio para reemitir la comedia en su canal TBS, tal y como informó ‘The New York Times’. Ojo, porque la serie tiene 180 episodios, así que el acuerdo rondaba los 200 millones de dólares.

La Que Se Avecina

En España y el resto del mundo, “la reemisión de contenido es una estrategia básica sobre la que se ha asentado la programación de la televisión tradicional durante años”, explica Neira. “Para las televisiones siempre ha sido un elemento muy ventajoso. Es menos costoso que un contenido de estreno, tiene más garantías de concentrar audiencia (normalmente los ‘reruns’ son de series que cosecharon éxito en su primera vida comercial) y permite o bien rellenar huecos de la parrilla en horarios poco populares, o engrosar las parrillas de las TDT”, señala. “Esta práctica no solo beneficiaba a televisiones, plataformas de vídeo o espectadores. Para los propietarios de derechos también era una vía muy lucrativa, ya que cobraban por cada una de esas reemisiones. Un ‘win-win’ para todos”, añade.

El propio Caballero, durante un encuentro de la asociación de guionistas ALMA celebrado el año pasado, bromeaba con el éxito de ‘Aquí no hay quien viva’ y ‘La que se avecina’ diciendo: “Como es imposible huir de ellas en la TDT, y en particular en FDF, pues claro, al final te lavan el cerebro y la gente se lo vuelve a poner o se queda ensimismada a verla”.

Friends

Con la generalización del streaming, las series que antes reemitían estos canales pasaron a convertirse en joyas capaces de mover los mismos o más millones en el entorno digital. WarnerMedia pagó 425 millones de dólares por los derechos de ‘Friends’, Netflix desembolsó 500 por la mencionada ‘Seinfeld’ y Peacock se dejó la misma cifra por los derechos de ‘The Office’. Los tres acuerdos son por cinco años. “Si las plataformas le han ganado la partida a los anteriores compradores, las televisiones, es, probablemente, por las cifras astronómicas que se están llegando a pagar por ellas”, señala Neira.

“El valor seguro y la comodidad ganan la partida ante una oferta abrumadora, de la que no sabemos demasiado y que tiene un montón de incertezas”, asegura Neira

Volviendo a las series españolas, que ciertamente no mueven esas cantidades de dinero, sí llama la atención que muchas de estas ficciones ya estaban (o siguen estando) disponibles en otras plataformas online españolas de forma gratuita. Es el caso de ‘Aquí no hay quien viva’, que se puede ver en Atresplayer, ‘Isabel’ en la web RTVE o ‘La que se avecina’ en MiTele. Pero ha sido al entrar a las grandes plataformas de streaming cuando los espectadores han vuelto a ellas.

Isabel Rtve

“Las plataformas de ‘catch-up’ tienen limitaciones tecnológicas y, salvo que se sea usuario premium, se tiene que padecer la publicidad”, cuenta Neira sobre los habituales y molestos cortes publicitarios. “En las plataformas de streaming actualmente disponibles en nuestro país no hay anuncios y la experiencia de usuario está a años luz”, añade sobre la superior usabilidad de estas interfaces.

De hecho, si uno busca series españolas clásicas es más que recomendable asomarse al catálogo de Flixolé, que reúne hitos de nuestra ficción como ‘Verano azul’, ‘Juncal’, ‘Hostal Royal Manzanares’ o ‘Herederos’. Pero dada la penetración de Netflix y Amazon, es más probable que los espectadores vuelvan a disfrutar de las aventuras de Chanquete si están disponibles en Netflix o Amazon. Solo hay que recordar el revuelto en redes sociales cuando se anunció que llegaría a estas plataormas. Aun cuando en todo momento ha estado disponible de manera gratuita en la web de TVE.

El espectador saturado: volver a las series donde fuiste feliz

En la enésima edad dorada de la televisión, cabe preguntarse por qué los espectadores vuelven a ver las mismas series una y otra vez. Tal y como publica Decider, más allá del placer de regresar a un lugar conocido donde fuiste feliz, se encuentra la llamada parálisis de la decisión. Como se apuntaba al inicio, con tantísimos estrenos, a veces resulta complicado decidir y dedicar tu (limitado) tiempo a una ficción que no sabes si finalmente te gustará puede resultar peligroso si lo comparas con esa serie que te acompañó en tu juventud y que no te cansas de ver.

Verano Azul

“Es una apuesta segura para el espectador porque sabemos que nos lo vamos a pasar bien”, confirma Neira. “El valor seguro y la comodidad ganan la partida ante una oferta abrumadora, de la que no sabemos demasiado y que tiene un montón de incertezas. Volver a series que ya hemos visto permite no enfrentamos al dilema de tener que elegir”, señala.

En su libro, abunda en la cuestión diciendo: “¿Era ‘Friends’ un contenido que hacía que la gente se diese de alta en Netflix? No. ¿Hará que se den de alta en HBO Max, que es donde estará en exclusiva a partir de ahora? Probablemente tampoco. Pero es un programa amable, genera confianza y la gente lo ve encantada. Además, es una delicia en términos de retención porque son series con muchas temporadas”. Y concluye: “Creo que la mejor prueba de que, en términos de retención, funcionan, son las pujas entre grupos por asegurarlas”.

Imágenes | Amazon, Atresmedia, Mediaset, RTVE


La noticia

La segunda vida de las series españolas ‘antiguas’ gracias a Amazon y el streaming: de ‘Aquí no hay quien viva’ a ‘Cuéntame

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Fátima Elidrissi

.