Comparte en tus redes

Psicoanalista, militar y devorador de ciencia ficción: hablamos con Sabino Cabeza, ganador del Premio Minotauro 2020

Cuando cogió la llamada que le comunicaba que estaba entre los finalistas del Premio Minotauro 2020, Sabino Cabeza no sabía de qué novela le estaban hablando. Su imparable actividad e historial con los concursos de literatura hizo que, de algún modo, perdiese el rastro de un manuscrito que finalmente se ha proclamado ganador del certamen literario de ciencia ficción más prestigioso de España.

Dotado con seis mil euros y su publicación, el próximo 6 de octubre sale a la venta ‘Frontera oscura’, la decimoquinta novela ganadora del referente galardón de literatura fantástica y de ciencia ficción, de la que en Xataka somos medio colaborador (y jurado).


‘Frontera oscura’ nos traslada cinco siglos en el futuro, en una era en la que la humanidad se ha expandido por miles de planetas. La trama nos pone a bordo de la Banshee, una nave de exploración de la Flota Federal capitaneada por Florence Schiaparelli. Su misión es la de recabar todos los datos posibles de un agujero negro bautizado como “El ojo de Dios” (el título original de la novela, de hecho). Esta exploración se convierte en algo más cuando detectan una nave misteriosa cerca del horizonte de sucesos, lo que lleva a la capitana y su tripulación a decidir si arriesgarse a un rescate que puede acabar con ellos mismos atrapados.

Una novela que, para el jurado, arroja luminosidad en la más pura tradición de ‘Star Trek‘, poniendo mucho interés en el factor humano y en las dinámicas de grupo que se dan en una nave. Para saber más sobre ‘Frontera oscura’ y su debutante autor, hemos querido hablar con Sabino Cabeza, quien nos ha contado de dónde surge su pasión por la escritura y por la ciencia ficción.

De fanfics de Star Wars a escribir novela

Sabino Minotauro

Nada más salir al “estrado” durante la gala de entrega del premio lo primero que dijiste es que eras un nerd, y de hecho (que nos hemos fijado) usaste una mascarilla de Star Wars…

Sí, yo pregunté si podía llevar algo friki y me dijeron «estás entre frikis, no hay ningún problema». Me la había comprado a propósito para para esta ocasión y no sabía si había que ir muy formal, mucha etiqueta y dije: «Bueno, me la llevo por si acaso y si puedo me la pongo». Y que se haya apreciado me encanta.

¿Por qué Star Wars?

Yo por la edad que tengo vi ‘Star Wars‘ cuando la estrenaron en España, en el año 77 si no recuerdo mal. Recuerdo los nervios que pasé intentando ver la película porque mi padre no quería llevarme al cine porque el más cercano estaba lejos. Ya para esas fechas tenía prácticamente completo el álbum de Star Wars con todos los cromos, ya había leído cómics, o sea, sabía mucho de la película.

“Empecé escribiendo relatos de Star Wars, pero lo abandoné porque pensé que en la vida Lucasfilms se interesaría por ello”

Star Wars, para mí ‘La guerra de las galaxias’, supuso la apertura a un mundo donde visualmente [se plasmaba] lo que yo tenía en la cabeza, lo que yo había leído haste entonces, incluso lo que había dibujado en mis propios cómics. Fue la apertura a un mundo visual donde aquello, con la música de William, llegó a otro nivel, a otra experiencia. Ahora ya, desde que Disney compró Lucasfilm, mi interés ha disminuido un poco.

Aparte de esta saga, ¿cuáles son tus grandes pasiones “en lo friki”?

Hay muchísimas referencias. A continuación de ‘Star Wars’ recuerdo que llegaron un montón de películas que seguían un poco esa estela. Ya no te digo ‘Alien: el octavo pasajero‘ sino películas, algunas muy cutres, como ‘Star Crash, choque de galaxias‘; luego estuvo ‘Battlestar Galactica‘, que para mí fue también un momento interesante y especialmente con la revisión que hicieron en 2003 de Ronald D. Moore. Sigue siendo muy actual: es ciencia ficción que aborda todos los puntos, todos los temas puramente humanos, más de actualidad… para mí ha sido algo muy importante. ‘Blade Runner‘ también es muy importante para mí, me gusta más la película que el libro debo reconocerlo. A veces no pasa pero, en este caso, me gustó mucho más la versión cinematográfica que el libro de Philip K. Dick.

Después ya en el terreno de la literatura, podría empezar y no acabar las referencias de los autores que he ido leyendo, algunos que ni siquiera recuerdo su nombre. Incluso manga japonés. No es que sea muy aficionado al cómic, pero sí que me ha interesado más el tema del anime. Hay muchas cosas que me gustan, otras no tanto, y me distribuyo un poco de mi tiempo para abarcar todo lo que me interesan y tocar un poquito de todo.

Luego también profesionalmente eres psicoanalista y suboficial del Ejército. ¿Pero cuándo te viene esta vena de escritor?

Realmente, porque creo que fue así, me viene al tiempo que yo empecé a leer un poco en serio. Las primeras lecturas que yo recuerdo fueron unos libros de Bruguera resumidos para críos, con dibujos siempre. Fue cuando empecé a leer a Julio Verne: ‘Veinte mil leguas de viaje submarino’, ‘Los hijos del Capitán Grant’, ‘La isla misteriosa’, etc. Al mismo tiempo que yo empecé a leer todo esto empecé a escribir. Tengo recuerdos de escribir con un amigo cuentos para el colegio y éramos tan inocentes que hicimos un relato que era sospechosamente parecido a ‘La isla misteriosa’, una mezcla con ‘Veinte mil leguas’. Éramos tan inocentes que, muy técnicos y muy serios nosotros, pusimos al principio de la novela “Epílogo” y al final el prólogo. No teníamos ni idea de lo que eran realmente esas palabras pero quedaban muy bien

Luego con los años empecé a escribir a máquina para practicar con relatos cortitos y todo tipo de tonterías. Ya para época conocía a Tolkien y a Lord Dunsany, a quien prácticamente nadie conoce. Empecé más en serio a meterme en el mundo de escribir haciendo ya relatos, novela bastante más tarde. Empecé escribiendo historias sobre Star Wars. Tengo un montón de cosas escritas pero las abandoné porque pensé: «en la vida, jamás, voy a conseguir yo que en Lucasfilms tengan el más mínimo interés en algo de lo que yo he escrito sobre Star Wars». Ya en plan más novela, hace quince años, cuando comencé a plantearme escribir en serio una y me presenté por primera vez al Minotauro. Fue el primer concurso al que me presenté, no sé si hace siete u ocho años. Y a partir de ahí a evolucionar.

Escribiendo ‘Frontera oscura’

Frontera Oscura

¿Cómo surge escribir ‘Frontera oscura’, bueno ‘El ojo de Dios’ por mentar el título original?

Es una novela basada, al menos su origen, en una novela anterior que escribí hace unos años. Cuando cuento una historia me importa mucho el contexto. Dejar claro lo que es el telón de fondo donde pasan las cosas es algo que aprendí de Tolkien y otros autores como Ursula K. LeGuin, que te dan pinceladas para que tú te imagines lo que abarca mucho más allá de la historia. El contexto sociocultural de ‘Frontera oscura’ ya lo creé en la anterior y fue en esa novela donde hago un relato histórico que conforma un núcleo de todo lo que estamos contando.

También por ‘Interstellar’ y la maravillosa forma en la que el asesor científico de la película mostró el agujero negro. Después, las fotos que hemos visto el año pasado de imagen real de un agujero negro que está lejísimos. Me motivó lanzarme con esto. Yo tenía un relato cortito de hace muchísimos años donde abordo la idea de una nave que llega a un agujero negro. Es un poco coger todos los elementos que yo quise desarrollar y surgir esa historia. Esos son los antecedentes.

¿Por qué decides presentarlo al premio Minotauro?

“Cuando me llamaron para comunicarme que era finalista yo pregunté «¿de qué novela me hablas?» Sinceramente, no me acordaba”

Cuando escribí mi primera novela seria la presenté al premio y no pasó nada. Luego descubrí con los años que las reglas del concurso pedían una extensión máxima y yo me pasé 100-150 páginas. Obviamente, quedé fuera de concurso. Empecé a presentarme al Minotauro hace ya varios años porque yo escribía para mí. Me leía muy poca gente, fragmentos, trozos… Siempre he disfrutado escribiendo, pero escribía solo para mí. Y mi amigo Luis Salvago (Premio Vargas Llosa de novela 2019), que me acompañó al premio, me impulsó. Bueno, tiró de mí. Evidentemente, presentar a un concurso supone que te arriesgas a estar en competición contra gente que puede ser mucho mejor que tú. Participas y no pasa nada. No pasar el corte y este tipo de cosas decepciona, pero la verdad es que te obliga a mejorar.

He ido presentando al Minotauro diferentes novelas, creo que esta es la cuarta y, claro, ya digo un ya pasará. Tuve mis momentos un poco de bajona: que si «no le interesa a nadie», «nadie me quiere…» Pero evidentemente esto consiste en trabajar y en seguir adelante, mejorar todo lo que quieras. En este caso, la verdad, es que ya me había olvidado por completo. Estaba atascado en otros proyectos e historias, y cuando me llamaron para comunicarme que era finalista yo pregunté «¿de qué novela me hablas?» Sinceramente, no me acordaba.

Entiendo que el cambio de título de la novela ha sido una decisión editorial: ¿cómo ha sido este proceso de cambiar el título?

Me lo recomendaron cuando yo escribí la novela. La gente que sabía que me iba a presentar ya me dijo «no me gusta», «es un título que me encanta», etc… Me han llegado a preguntar si el título tiene alguna relación no el libro de Larry Niven y Jerry Pournelle, ‘La paja en el ojo de Dios’ y no hay ninguna. Y de hecho es una novela que he tenido durante años en la biblioteca y nunca la había leído.

Lo que me motivó para ponerle su título es la Nebulosa de la Hélice en la constelación de Acuario, muy famosa porque también la llaman el ojo de Dios. Y cuando en ‘El Señor de los Anillos’ de Peter Jackson aparece el Ojo de Sauron, me recordó literalmnente a esa nebulosa.

Había no solo la novela de Niven, sino que otras obras con el mismo título, así que me recomendaron cambiarlo. Rellené varios folios con todo tipo de títulos y al final fue mi hermana la que sugerió ‘Frontera oscura’, porque es una forma poética, un poco más literaria para llamar al agujero negro.

T Star Trek Original Series

‘Frontera oscura’ es un tanto cooperativa, con las decisiones tomadas entre todos, queriendo evitar el conflicto, el enfrentamiento, etc. un tono optimista, en general.

La novela no está planteada como una cuestión de evitar conflictos, está planteada como una situación de rescate. En esto tiene que ver Star Trek porque recuerdo haber escuchado a Gene Roddenberry decir que tenía una vista optimista de la ciencia ficción, algo que se demuestra bastante en todas sus series. El espíritu de Star Trek es que a pesar de sus villanos, sus guerras y problemas, siempre haya un elemento de optimismo en el sentido de juntos trabajando y aplicando, digamos, criterios científicos con ese lenguaje maravilloso que tiene para la ciencia de Star Trek, se puede salir adelante. Sin olvidar el lado humano de los problemas.

Yo quería ese tono también porque es algo que me interesa mucho de la filosofía. Esto se trata de una nave que debe de plantearse rescatar a otra y todo esto en un contexto militar en el sentido de que se trata de una flota, como en Star Trek la de la Federación. Es un servicio cartográfico pero tiene una estructura como de la Armada una cosa parecida. Sigue la línea de Star Trek con la colaboración en una jerarquía, sus protocolos, pero el espíritu de una colaboración dentro de ese orden. No se trata de evitar conflictos sino de vamos a trabajar para rescatar a esta gente. Es un rescate. Sí es cierto que me planteé la idea de meter un villano, una persona traidora, lo típico. Pero lo descarté porque me parecía muy trillado eso de “ahora llega alguien que traiciona y mata a la gente”. A mí eso no me interesa contarlo.

Quería centrarme más en la colaboración de un grupo de personas: los lazos de lealtad, la camaradería que define el trabajo en grupo colaborativo. Como en el ejército, que es trabajo colaborativo siempre. Quería plasmar esto con otros elementos personales, las relaciones entre personajes, etcétera…

Plegado a la ciencia ficción audiovisual

Battlestar Galactica Fot

Hablando ya un poco de de la ciencia ficción en general, ¿cómo ves la literatura de este género en España?

Reconozco que no estoy muy al tanto de la ciencia ficción en España actualmente. Supongo también que es un efecto de los tiempos en los que vivimos, en los que lo audiovisual ha llegado a unos niveles que antes eran impensables por la calidad de las imágenes. Reconozco ser mucho más víctima, o me he plegado más, a lo audiovisual a través de las plataformas de vídeo como Netflix o Amazon Prime, que a leer en papel.

Sigo leyendo muchas veces en el ordenador, a pesar de que leer en una pantalla me desagrada mucho. Pero realmente no estoy al tanto. Tiro más por el lado audiovisual, con series que me han interesado mucho y con la idea esa de comprarme la novela que hay detrás. Pero la vida no me da para todo. Juego al PC a cualquier juego de Star Wars, que son los que más me gustan… no puedo abarcarlo todo. Ahora mismo con lo que está pasando tengo una lista de novelas que quiero leer. Como mínimo quiero leer todos los premios Minotauro. Conozco algunos, pero no todos.

Si tu pregunta iba por el lado del futuro de este género, creo que sigue siendo minoritario. Es verdad que, en las plataformas de vídeo y el cine que se está haciendo, tiene bastante éxito. Pensamos en las películas de Marvel y DC si las encuadramos dentro de la ciencia ficción, que no estoy muy seguro si podría encuadrar pero bueno, pues tiene mucho éxito. Yo espero que la literatura siga con salud muchísimos años porque es el género que más me interesa y cultivo, fantasía y ciencia ficción.

Ahora que te que te van a publicar esta novela, ¿te animarías a coger todo eso que has escrito para ti como dices y buscar alguna edición?

A mí me gusta más el papel. Llevo toda mi vida leyendo en papel por mucho que estén de moda las pantallas

Pues sí me animaría. Lo estoy intentando año tras año, cada vez que me presento a este concurso, y he seguido escribiendo. Tengo ya otra novela escrita, pero en general tengo la tendencia a buscar algo nuevo y tengo muchas novelas a medio trabajar, pensadas, medio acabadas… Cada vez que algo me interesa y leo algo voy tomando nota. Tengo muchísimo material, pero por cuestiones diversas lo he ido dejando en el tintero. Esto me ha dado un empujón importante para ello porque si mi novela le ha gustado al jurado puede ser que a más gente le pueda interesar lo que escribo. Mi intención es tomar un tiempo de reflexión a ver qué ha pasado. Cada vez que he tenido ocasión he añadido algún párrafo o fragmento a alguno de los textos que tengo a medias.

¿Lo harías más en papel o tirarías por lo digital?

A mí me gusta más el papel. Llevo toda mi vida leyendo en papel por mucho que estén de moda las pantallas. He leído algún informe sobre si las ediciones digitales están ganando terreno y tengo la sensación de que no. Prefiero tener en la mano el objeto: puedes pasar las páginas, el olor a libro, que para mí es algo fundamental. Preferiría siempre la edición en papel. Quizás yo soy de la vieja escuela, soy de la época de usar máquina Olivetti para escribir. Sí me he adaptado a las tecnologías actuales de procesamiento de texto, que estoy encantado. Pero hay algunas cosas como la apertura de un libro, el pasar la primera página, tocarlo, empezar a leer, que para mí sigue siendo una ceremonia. Cosa que en un ordenador, una tableta o en un teléfono, no tienes.

Ya para terminar, una recomendación de alguna serie o una película, un un libro…

Madre mía, qué difícil. Esta es una pequeña batalla que yo llevo con familia, amigos, la gente con la que estoy en el mundo del psicoanálisis, la literatura… en todos los sitios. Aunque la serie de Ronald D. Moore ‘Battlestar Galactica’ ya acabó en 2009, yo sigo reivindicándola, recomendándola hasta la saciedad y la náusea a todo el mundo para que la vea. Me parece que sigue siendo de una tremenda actualidad y en la que el hecho de que sea ciencia ficción queda como telón de fondo para mostrar los conflictos más puramente humanos: afectos, emociones, en fin, los problemas clásicos de la humanidad.

Con respecto a la literatura, me gustaría que un autor como Lord Bunsany volviera un poco a la palestra. Fue uno de los inspiradores para Tolkien en el tema de la fantasía y hoy está completamente olvidado. Sería interesante volver a poder leer algo de este hombre, cuesta trabajo encontrarlo y de hecho alguna vez he tenido que recurrir una copia digital, pero no es lo mismo. Cualquier novela de Lord Dunsany, a lo mejor parece como muy trivial o muy pasado, pero me parece un autor con mucha imaginación y muy interesante.


Frontera oscura (Premio Minotauro)

Frontera oscura (Premio Minotauro)


La noticia

Psicoanalista, militar y devorador de ciencia ficción: hablamos con Sabino Cabeza, ganador del Premio Minotauro 2020

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Albertini

.