Comparte en tus redes

El Mi 11 confirma que los móviles chollo de Xiaomi en gama alta no vuelven, pero ya tiene (casi) todo lo que pedimos por su precio

En el día de ayer, Xiaomi se adelantó a todos los fabricantes de smartphones siendo la primera en lanzar su nuevo gama alta para 2021, el Xiaomi Mi 11. Y, a diferencia de lo que ocurría a veces en esta época del año, no lo hizo con hardware de 2020, sino con lo mejor de lo mejor de cara al año que entra en componentes como procesador o pantalla.

La compañía aún no ha anunciado precio y disponibilidad del producto en Europa, pero sí que ha anunciado que se venderá en China al mismo precio que su predecesor, a 500 euros al cambio. Con esta cifra, y con los probables 799 euros en España, se alejan ya mucho de los 350€ del Mi 8 en China o de los 449€ del Mi 9 en España, pero la compañía ha vuelto a dar un salto más.


Los precios chollo en su gama alta no vuelven por el momento (nunca se sabe, la estrategia de precios de Xiaomi es completamente inescrutable en cada lanzamiento), pero como OnePlus, las especificaciones y el resultado final cada vez justifican más acercarse en precio a los smartphones de alto precio de toda la vida de Apple, Samsung, ahora Huawei, etc.

Por 799 euros, el Mi 11 será un gran competidor contra casi cualquiera

Xiaomi

Con la “vieja” Xiaomi, la previa a la subida de precios de 2020, sobre todo en gama alta, hablábamos de “chollo” en prácticamente cualquier lanzamiento, como lo fue el del mencionado Mi 9 por 449 euros. Sin embargo, había muchos asteriscos. Como dicen nuestros análisis, esos terminales, como los viejos OnePlus, estaban muy bien. Pero eso no quiere decir que estuvieran a la altura de la gama alta sin asteriscos en asuntos como materiales de construcción, pantalla o cámara, que son algunos de los elementos más caros de un smartphone moderno.

Ya el año pasado, con los Mi 10, hubo saltos importantes en varios sentidos. Los sensores de cámara dieron un gran salto de calidad tras el iniciado por el Mi Note 10, adoptando los 108 megapíxeles en sensor de enorme tamaño. El diseño también se refinó, y la autonomía, que en su gama alta nunca fue diferencial, se convirtió en una ventaja.

El salto en pantalla del Mi 11 es espectacular, y siendo uno de los elementos más caros del terminal, se justifica mantener un alto precio

Pero, por 799 euros, seguía habiendo alguna carencia importante. La más grande, para unos sobre el papel y para otros como servidor en la práctica, es que donde muchos otros contaban con paneles de gran nitidez gracias a usar una resolución QHD+, Xiaomi se quedó en Full HD+. Esto, subiendo a 6,67″, arrojaba una nitidez inferior a la que por ejemplo ya tenía un Galaxy S4 con pantalla SuperAMOLED. Y esa bajada de nitidez es más importante y notable que en LCD, pues la compañía usa matriz PenTile, como ayer mismo confirmaron.

Xiaomi

Ahora, Xiaomi ha rectificado o simplemente ha podido acceder a un mejor trato con Samsung, su proveedor de paneles, y finalmente hay un panel QHD+ con 515 píxeles por pulgada, considerada una de esas cifras de las que en caso alguno (salvo para VR) hace falta subir. Pero no solo eso.

Xiaomi es la primera en contar con un digitalizador de 480 Hz, es decir, que actualiza la entrada táctil 480 veces por segundos. Se trata de una cifra récord, pero no es la única. La compañía mencionó un brillo pico de 1771 nits, que más que duplica los 800 nits máximos de su predecesor. Como brillo máximo normal, hablan de 1.500 nits, que ya de por sí es una cifra muy superior a la que ofrecen otros competidores.

La pantalla del Mi 11 marca varios récords importantes, según contó Xiaomi

Pero hay más salto de calidad. Ahora el panel es de 10 bits, como el de los iPhone y el del OnePlus 8 Pro. Esto quiere decir que de los 65 millones de colores que se representaban hasta ahora, se pasa a 1.070 millones de colores. Xiaomi habla de que las transiciones entre ellos serán más naturales, y con un salto como este es cierto que se eliminan muchos de los problemas típicos de banding viendo contenidos.

En Anandtech tienen claro que, a diferencia de lo que ocurría en otras generación, este Mi 11 tiene lo último en pantallas y en su controlador, algo que se ve, además de en el brillo máximo (y en una eficiencia mejorada en un 15%) en que cuenta con 8192 niveles de brillo. Y por último, pero no menos importante, hay que decir que esta vez sí hay 120 Hz, frente a los 90 Hz del año pasado, que ya se veían algo bajos comparados con OnePlus, Samsung, Oppo, etc. Además, el panel está protegido con el mejor vidrio, Gorilla Glass Victus.

Pantalla

En cuestiones de diseño, también se ha mejorado, con un aprovechamiento del frontal algo superior y con un cuerpo que pesa 12 gramos menos que el predecesor y es 0,9 mm más fino que el Mi 10. Para ello, eso sí, se ha reducido 180 mAh la capacidad de la batería, aunque con las mejoras de eficiencia del Snapdragon 888 y de la pantalla no deberían notarse.

A nivel de cámaras, no parece haber gran avance, pero la pérdida de apertura al pasar de f/1.69 a f/1.85 invita a pensar que los problemas de nitidez de la lente del Mi 10 mejorarán esta generación. Es un paso que ha dado la propia Samsung, que llegó a tener una cámara principal con f/1.5 y ahora es de f/1.8 en los S20. En cualquier caso, la gran asignatura pendiente de Xiaomi para alcanzar a los mejores no está en el hardware, sino en el procesado, que es donde más cuesta mejorar, según nos dice la última década de smartphones fotográficos.

En otros sentidos, como altavoces, el Mi 10 ya sobresalió en nuestro análisis, con lo que del Mi 11 podemos esperar incluso más, pues aseguran que han mejorado con la ayuda de Harman Kardon. Este, por ejemplo, era otro de los puntos que en terminales como el Mi 9 y anteriores era mejorable.

En qué tiene margen de mejora el Xiaomi Mi 11

Camaras Xiaomi En esta configuración de cámaras se echa de menos un teleobjetivo

El Xiaomi Mi 11 parece un smartphone espectacular antes del análisis, con una gran carga rápida tanto por cable como inalámbrica junto a todo lo que hemos mencionado, con detallitos muy interesantes como el motor de vibración háptico, que producía una de las mejores experiencias de vibración en el Mi 10.

Sin embargo, hay algunos puntos donde el terminal puede mejorar para justificar incluso más su precio. La certificación IP68 sigue plenamente ausente en toda la gama, y aunque no es algo que cambie el día a día, sí es algo que se echa de menos en una franja de 800 euros, cuando terminales de 500 euros como el iPhone SE tienen certificación IP67.

A nivel de hardware, en cámaras también echamos de menos contar con un teleobjetivo. El tercer sensor, con lente macro y 5 MP, se siente como se ha sentido a lo largo de todo 2020 en los modelos en que ha llegado, como un añadido para subir el recuento de cámaras, pero con poca utilidad. Xiaomi llegó a tener ofertas muy versátiles, y tanto los Mi 9 como Mi 9T y 9T Pro contaban con el trío de cámaras base soñado.

Si antes su valor diferencial era el precio-chollo, lo cierto es que la gama alta de Xiaomi está a un grandísimo nivel, pero tampoco se distingue por nada del resto, como sí hace por mucho en gama media

En ese sentido, a Xiaomi le salva que justo en esa franja de precios, el iPhone 12 tampoco tiene teleobjetivo, y los OnePlus que compiten más o menos con él, como el 8 y el 8T, también adolecen de esta falta. Por contra, el Realme X50 Pro 5G sí tiene zoom óptico de dos aumentos. En cualquier caso, habiendo existido Xiaomis por 199 euros como el Mi A1 con teleobjetivo 2X, ahora suena raro que se haya extinguido en la gama de los 800, y probablemente haya que esperar a un hipotético Mi 11 Pro.

En ese posible futuro modelo Pro, Xiaomi está a tiempo de corregir todas estas carencias, y en base a lo que ocurrió con el 10 Pro, al menos el teleobjetivo lo podemos dar por casi seguro. Si mejorase el procesado de las cámaras, llegase la certificación de resistencia al agua y al polvo y todo lo del año anterior se mantuviera al nivel, estaríamos ante un gama alta no para competir de tú a tú, sino a la altura en todo respecto a sus actuales competidores.

Habrá que ver qué nos depara un modelo más avanzado, si como el 10 Pro llegase por 999 euros. Desde luego, lo que esperamos es que el lag que ha protagonizado ciertos análisis de Xiaomis de 2020 no haga aparición.


La noticia

El Mi 11 confirma que los móviles chollo de Xiaomi en gama alta no vuelven, pero ya tiene (casi) todo lo que pedimos por su precio

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Antonio Sabán

.