Comparte en tus redes

Cuál ha sido el mejor año de la historia de los videojuegos: analizamos tecnología y éxitos para responder a la pregunta definitiva

Con casi medio siglo a su espalda (bastante más si contamos los primeros pasos del medio, aún sin vocación industrial), es una tarea titánica determinar cuál ha sido el mejor año de la historia del medio. Está claro que ha habido algunas zonas de esos cincuenta años más significativas que otras: los saltos generacionales, los juegos revolucionarios, las innovaciones repentinas… pero es complicado circunscribir muchos de esos fenómenos a algo tan arbitrario como años concretos.

Pero sí es posible hacer un ejercicio de memoria y síntesis y decidir en qué momentos de la historia del medio ha habido lanzamientos, éxitos o impactos tecnológicos que han marcado un antes y un después. Más allá: ¿tienden a aglutinarse muchos de ellos en momentos específicos del tiempo? Hemos convocado a unos cuantos expertos para que nos den su opinión, y estas son las conclusiones a las que han llegado.

Los felices años noventa

Nos recuerda Frankie MB, editor en Vida Extra, que “para elegir el mejor año lo primero que hay que tener presente es el propio contexto, no simplemente los títulos que llegaron a las estanterías. Desde la llegada de Atari a los hogares en 1972 y su revolución posterior a esa tan fascinante Guerra de Consolas entre Nintendo y SEGA, pasando -cómo no- por cómo Nintendo rompió todas las barreras y prejuicios en torno a los videojuegos con Wii y su Touch Generations.”

Para empezar, muchas de las opiniones acerca de cuál es el mejor año se circunscriben a los años noventa, lo que nos deja bien claro que, como mínimo, esa es la década triunfadora en nuestro sondeo. Una década que arrancó con la llegada de Mega Drive (lanzada en 1989) y Super Nintendo (en el mismo 1990) solo puede proporcionar gloria videojueguil. Pero es que lo que se vivió en esos diez años, efectivamente, marcó los videojuegos. A los últimos coletazos de los 8 bits se sumaron Saturn, Dreamcast, Gameboy y Playstation entre otras consolas, más la genuina consagración de los PCs como plataforma también para jugar.

playstation Las tripas de la primera Playstation.

El primer año que sale a colación en nuestro sondeo es 1991: Juan Carlos López, editor de Xataka, nos cuenta que “el mejor año de la historia de los videojuegos, y, además, de una forma muy contundente, fue 1991, con una auténtica vorágine de videojuegos con una calidad acongojante. En mi opinión, sin 1991 la industria de los videojuegos no tendría el calado que tiene actualmente“. Y abre fuego con un clásico absoluto: “llegó a las salas de recreativas ‘Street Fighter II’, sin duda el videojuego de lucha más influyente de todos los tiempos. Jugarlo hoy sigue siendo una auténtica delicia”.

Pero hay más, mucho más. Juan Carlos destaca también de este año “‘Another World’, la obra maestra de Éric Chahi; ‘Civilization’, la obra maestra de Sid Meier y Bruce Shelley; ‘The Legend of Zelda: A Link to the Past‘, la obra maestra de Shigeru Miyamoto y Takashi Tezuka…”. Y aclara: “Puede parecer que estoy abusando del término ‘obra maestra’, pero no. Estoy firmemente convencido de que estos tres títulos son auténticas obras maestras sin las que no es posible descifrar el ADN de la industria”.

another Another World

Finalmente, otro clásico de ese mismo año: “Mega Drive, la consola de 16 bits de Sega, acogió con los brazos abiertos ‘Sonic the Hedgehog’, un título de plataformas que no ha envejecido un ápice y que nos recuerda que las mecánicas más sencillas son inmunes al paso del tiempo. Para mí es el único plataformas que está a la altura del ‘Super Mario Bros’ original”. Razones más que justificadas para ubicar ese 1991 como uno de los años grandes de la industria.

Jarkendia, editor en Vida Extra, tiene una opinión similar, y pone a 1991 en el número 1. Por supuesto, cita los títulos indispensables: “iconos absolutos como ‘The Legend of Zelda: A Link to the Past’ o ‘Street Fighter II’, entre otros clásicos“. Dos compañías destacaron por encima del resto, según él: Capcom y Nintendo. “La primera, por el versus por excelencia que sigue siendo referente hoy en día”, afirma, “junto con beat’em-ups que nos siguen fascinando, como ‘The King of Dragons’ o ‘Captain Commando‘”

CC Captain Commando

Del otro nombre propio significativo del año, Nintendo, destaca que “parió uno de los mejores Zelda de la historia y para mí uno de mis favoritos junto con ‘The Wind Waker'”. Pero como en el caso de Juan Carlos, hay mucho más que citar: “el inicio de otras leyendas, como ‘Another World’, ‘Lemmings’, ‘Civilization’, ‘Micro Machines’, ‘Battletoads’ o ‘Sonic the Hedgehog’. De 1991 surgieron varias de mis recreativas favoritas, además, como ‘Three Wonders’, ‘Sunset Riders’ o ‘TMNT: Turtles in Time’. Fue brutal”.

El siguiente año que merece nuestra atención es 1996. Jesús Bella, editor en 3D Juegos, tiene muy claro que hay una revolución ese año sin marcha atrás: “El lanzamiento de ‘Super Mario 64’ supuso una revolución en el cambio de paradigma de desarrollo de videojuegos: de las 2D a las 3D. No hay un videojuego que me haya impactado tanto y que me hiciera incluso “reaprender” a jugar, con una libertad de juego tridimensional con la que Nintendo reescribía el género de las plataformas”.

No fue el único juego de una franquicia que exprimía las posibilidades de las 3D: “‘Tomb Raider’ ofrecía una aproximación similar para los usuarios del resto de máquinas, una libertad de juego 3D más centrada en la acción y con unos valores de producción impactantes para la época. ‘Quake‘ forma la última parte de este particular tridente 3D, un shooter importantísimo para comprender la evolución del género a partir de entonces”. Y en una onda radicalmente distinta, “‘Pokémon Rojo y Azul’, un juego desfasado técnicamente pero cuya faceta de recolección hizo despegar a una saga importantísima. Personalmente, me sorprendió que un juego con combates por turnos lograra pegar tan fuerte”.

“1996 nos trajo ‘Resident Evil’, ‘Command & Conquer: Red Alert’, ‘Diablo’, ‘Duke Nukem 3D’, ‘Metal Slug’, ‘Quake’ o ‘Super Mario 64’, el salto generacional más impactante de los noventa”.

Y para redondear, otro hito: cuenta Jesús Bella que “de ese año fue también ‘Resident Evil’, otro de los grandes por ofrecer una inmersión elevadísima y esa sensación de desventaja frente a una mansión repleta de hostilidades. Fue ni más ni menos que uno de los catalizadores del survival horror“. Jarkendia también comparte estas impresiones sobre la importancia de 1996: “Si tuviese que hablar con el corazón, para mí no ha habido otro año que me haya marcado tanto. ‘Resident Evil’, ‘Command & Conquer: Red Alert’, ‘Diablo’, ‘Duke Nukem 3D’, ‘Metal Slug’, ‘Quake’ o ‘Super Mario 64’, el salto generacional más impactante de los noventa”.

Hasta 1998 y más allá

Y avanzamos un poco más. A 1998, concretamente, donde Frankie MB tiene su Xanadú particular. “No solo coincidieron los lanzamientos clave de tres generaciones de consolas, sino que se elevó la capacidad narrativa y jugable a niveles completamente nuevos. El formato digital de los discos rompió cualquier barrera creativa posible. Incluso la modesta Game Boy recibió la Game Boy Camera, durante años la cámara digital más pequeña del mundo”.

En cuanto a títulos destacables, Frankie MB rememora de 1998 “una obra maestra atemporal como ‘Zelda Ocarina of Time’, el absolutamente revolucionario ‘Metal Gear Solid’ -que supo difuminar con excelencia la línea que separa las películas con los videojuegos- o a Gordon Freeman y el modo en el que ‘Half-Life‘ transformará el videojuego en primera persona durante los años siguientes”. Y muchos más géneros: “los apasionados por las plataformas disfrutaron de ‘Banjo-Kazooie’, ‘Spyro the Dragon’ o la tercera entrega de ‘Crash Bandicoot'”.

La ristra de géneros que Frankie MB recupera de 1998 parece no tener fin: “En lo relativo a a estrategia están juegazos como ‘StarCraft’ o ‘Commandos‘. Los apasionados por el rol disfrutaron de ‘Baldur’s Gate’ y ‘Fallout 2’ entre otros muchos; los de las aventuras gráficas de ‘Grim Fandango’, y ‘Unreal’ era toda una demostración de poder y un FPS brutal”. Y, por supuesto, una consola única: SEGA lanzó Dreamcast “arropándola antes de cerrar el año con un sensacional ‘Sonic Adventure’ o ‘Soul Calibur'”.

Nuestra siguiente parada supone un cambio de década. Álvaro Castellano, director de 3D Juegos, bromea preguntándose si “¿de veras hay dudas sobre esto? ¡Pensaba que era de dominio público que el 2004 había sido el mejor año de la historia de los videojuegos!” Y lo cierto es que la lista de clásicos es impresionante: por ejemplo, “‘GTA San Andreas’ perfeccionó lo que se podía hacer con la ya anticuada fórmula, y puso la guinda para la serie antes de su salto al “realismo” con GTA IV.”

Y más secuelas de franquicias de éxito, nos recuerda Álvaro Castellano: “‘Halo 2’ nos regaló uno de los juegos de acción más redondos de ese arranque de siglo en consola. ‘Snake Eater’ se convirtió para muchos en el mejor ‘Metal Gear’, pero además está el primer ‘Rome: Total War’, una joya; o el tercer ‘Burnout’, otra maravilla; ‘Prince of Persia: El Alma del Guerrero’, mi POP favorito de los modernos; ‘DOOM 3’ o el primer ‘Fable’ (que me gustó mucho), entre tantísimos otros”.

Para el final, Álvaro se reserva dos auténticos hitos que, para él, certifican este 2004 como un año histórico: “Además están por ahí ‘World of Warcraft’, como el arranque de un juego que ha vivido hasta ahora manteniendo una apasionada comunidad de millones de jugadores enganchadísimos y, por supuesto, ‘Half-Life 2‘: uno de los mejores videojuegos de todos los tiempos.

Es decir, que solo en un año llegan a coincidir dos de nuestros encuestados como el mejor de la historia: 1991. El año de ‘Street Fighter II’, de ‘The Legend of Zelda: A Link to the Past’, de la eclosión de Mega Drive con ‘Sonic the Hedgehog’. Y está claro que, según nuestros expertos, la década de los noventa fue la que más innovaciones, éxitos y revoluciones proporcionó a la industria del videojuego.

¿Y 2020 qué?

También hemos preguntado a nuestros colaboradores, ya que los teníamos al aparato, qué piensan de este 2020 que acaba de finalizar. ¿Ha estado a la altura del medio? ¿Lo miraremos en un futuro como un año digno de compartir el podio de los mejores de la historia de los videojuegos o como doce meses de transición a un nuevo hardware?

Frankie MB arranca comentando que “en la industria no hay lo que se dice ‘años normales’. Este 2020 jugamos a verdaderas joyas como ‘The Last of Us 2’, hemos viajado a islas de ensueño desde Switch por cuenta de Tom Nook a través de ‘Animal Crossing‘, redescubrimos un clásico atemporal como ‘Final Fantasy VII‘ o, a través de ‘Cyberpunk 2077‘, nos adentramos en una Night City que salió mucho antes de tiempo, pero cuya grandeza es palpable desde la primera partida”.

Y el hardware ha acompañado: “hemos arrancado la década con dos sistemas de nueva generación y el inicio de una especie de carrera por convertirse en el Netflix de los videojuegos que parece estar ganando Microsoft. Lo cual, sumado y en perspectiva, implica que no ha sido ni un mal año ni uno muy normalito. Y, sin embargo, 2020 estaba llamado a ser, en buena medida, un año de transición”.

Jesús Bella tampoco lo considera un año nada despreciable:
“si es recordado será por la madurez del medio, representado en dos videojuegos importantísimos. ‘The Last of Us 2‘ es la constatación de que se pueden crear videojuegos que permiten contar una historia profunda. ‘Half-Life Alyx‘ demuestra que la realidad virtual ya es el futuro que se esperaba, técnicamente podría suponer el próximo paso en la evolución de la industria. ¿Podría llegar a ser considerado algún día como el ‘Super Mario 64’ de la realidad virtual?”.

Menos optimista se muestra Jarkendia: “Si bien ha habido varios juegazos a considerar, ha estado marcado irremediablemente por la pandemia y los retrasos que ha producido, con juegos que no tendrían que haber salido al mercado repletos de bugs… Incluso el lanzamiento de las nuevas PS5 y Xbox Series X|S se ha visto lastrado al no estar acompañadas de todos los videojuegos que se habían anunciado previamente…”

“¿Podría ‘Half-Life: Alyx’ llegar a ser considerado algún día como el ‘Super Mario 64’ de la realidad virtual?”

Juan Carlos López comparte esta impresión más pesimista: “Estoy convencido de que, desafortunadamente, 2020 no ha sido uno de los mejores años de la historia de los videojuegos“. Sin embargo, cree que “nos ha traído buenos títulos. ‘The Last of Us II’, ‘Ghost of Tsushima’, ‘Hades’, ‘Doom Eternal’ o ‘Spelunky 2’ son solo algunos de ellos. Pero creo que ninguno ha redefinido lo que ya conocíamos. Ninguno ha dado entidad por sí solo a un género”.

Finalmente, Álvaro Castellanos recuerda lo felices que nos las prometíamos al principio: “Desde la distancia tenía motivos para ser un año inolvidable, la verdad. Tenía ‘TLOU2’, ‘Halo Infinite’, ‘Cyberpunk 2077’, el estreno de las nuevas consolas con presumibles catálogos de lanzamiento que marcaran la diferencia… Lamentablemente, ‘The Last of Us Parte II’ ha sido el único que ha cumplido las expectativas de lo que se esperaba de él”.

Y concluye que “tenía potencial para ser un gran año, pero no obstante ha quedado lejos de serlo”. Pero por suerte, y como demuestra este artículo, tenemos la biblioteca de juegos clásicos y, la constatación de cómo muchos de ellos han marcado el medio.


La noticia

Cuál ha sido el mejor año de la historia de los videojuegos: analizamos tecnología y éxitos para responder a la pregunta definitiva

fue publicada originalmente en

Xataka

por
John Tones

.