Comparte en tus redes

Skullcandy, con sede en Park City, Utah, es una de esas marcas que tiene claro su público y la tipología de producto que quiere fabricar. Con un estilo muy definido ligado a los jóvenes su objetivo es: ‘liberar el poder instintivo de la música para todos’ y en una carrera de éxito, en la actualidad ha expandido su red de oficinas en Zúrich, Londres, Shenzhen y Vancouver, además de estar presente en los centros culturales más importantes del mercado.

Seguir leyendo….