Comparte en tus redes

Los auriculares Skullcandy no defraudan ni por su rendimiento sonoro ni por sus diseños. La marca fue fundada en 2003 y ya con sus primeros productos marco un estilo del gusto de los más jóvenes (y los no tanto). Las razones de su éxito en el mercado, prudente pero sostenido, es que armonizan bien el estilo y la calidad de sonido a un precio ajustado. A simple vista se puede observar que están fabricados con materiales premium y, una vez encendidos, empieza la verdadera aventura: suenan muy bien. De hecho los reconocimientos no han dejado de llegar, uno de los más destacados fue el que les concedió la revista Fortune a la categoría auriculares más atractivos del mundo.

Seguir leyendo….